Salud Integrativa / Antroposofía Odontológica

Antroposofía Odontológica

Los órganos dentarios y la mordida del hombre manifiestan, bajo ciertas perspectiva, algo muy central, algo esencial del hombre. En una exhaustiva observación podemos notar que los dientes de una persona hablando atraen nuestra mirada, percibiendo en esa observación los dientes como apoyo del conocimiento.

Actualmente no existe área científica que no se apoye en otro espacio del conocimiento para poder entender profundamente los fenómenos que suceden en ella, por todo esto es que la medicina y la odontogía podrían haberse quedado lejos de esta posibilidad y hoy en plena evolución, aquellas ciencias deseosas de un mejor diálogo de saberes buscan soluciones para el presente milenio, soluciones respaldadas con la integración de las otras ciencias, con un fin común, un mejor entendimiento y armonía del ser humano en toda dimensión.

En los dientes podemos interpretar con certeza el carácter de la persona. El estado de cada diente (posición, color, caries, etc.) son la clara expresión de la función inmediata en otros órganos, tales como hígado, corazón, pulmones, entre otros. Los dientes se encuentran bajo el punto de vista del aquí y ahora en el centro de nuestro interés clínico. Ellos manifiestan el presente del Ser Humano.

El diagnóstico del estado de los órganos dentarios da una señal sobre la salud del ser humano todo. Es un signo básico de salud o de enfermedad bucal y general.  

Los dientes de leche se forman cuando nos estamos desarrollando en el útero de nuestra madre y, al igual que las vértebras, pertenecen a las primeras partes más duras del embrión. Con el crecimiento de las raices de los órganos dentarios, las coronas (la parte blanca de los órganos dentarias – la parte del diente que se ve en boca) ya previamiente formadas son cada vez más empujadas a la luz, a la boca. (erupcionan en la boca. -salen en boca-). Los dientes de leche son la expresión del cuerpo heradado y se proporcionan como modelo hasta la irrupción de los dientes permenentes. Estos segundos dientes, en cambio, son totalemnte propios, individuales. En contraposición a los idiferenciados dientes de leche, ellos se diferencian muy claramente en cada persona, en cuanto a forma, tamaño, color y posición.

Se puede decir que, al igual que la huella digital, cada persona tiene los órganos dentarios permanentes como expresión de su yo (es decir, la expresión del consciente de su propia identidad y de su relación con el contexto).

El diagnóstico de los órganos dentarios de leche está especialmente dirigido a la posición, el tamaño, la sustancia, la desviación, el número, etc. Por eso es fundamental considerar las fuerzas periféricas y la herencia al diagnosticar los dientes permanentes prestándoles gran atención, dado que entregan un importante conocimiento de la persona.

Antes del cambio de dientes el niño actúa manifestando poco su personalidad en el ambiente que lo rodea. Después del cambio de dientes va aflorando más su carácter. Claramente es sólo en los dientes frontales superiores que se puede resumir una vez más la individualidad del ser humano. El rostro se ve despierto y concentrado en el mundo. Ha llegado más el aquí y ahora.

Dr. Luis Augusto Giambartolomei . 2018